Cinco entradas que no he escrito

En el administrador de este blog tengo 5 entradas en borrador. Voy a borrarlas. Son 5 entradas en las que solo llegué a escribir el título. Nunca llegué a escribirlas, aunque sabía qué dirección llevarían, más o menos. Son bastante terribles. Quizás por eso nunca llegué a escribirlas. Estos son los títulos de dichos abortos, y lo que pensaba escribir:

Ego / guita

En realidad no sé qué mierdas esperaba escribir aquí. ¿Algo sobre el precio de renunciar a uno mismo por la necesidad de dinero? No me acuerdo.

Quiero llegarte

Seguramente iba a ser un intenso y patético grito de desesperación para convencerte de lo conveniente de leerme.

Hay que escribir xD

Una apología de escribir "xD", y otras tonterías que nos hacen parecer poco respetables en las redes. Un canto a evitar escuchar al cínico pretencioso que algunos llevamos a cuestas, y lanzarnos a libertad perdedora de ser conscientemente estúpidos, ordinarios y vulnerables.

Nunca debería dejar de haber quien busque en la basura

Un título con pretensiones provocativas para terminar usando el extraño argumento de buscar en la basura como paradigma de la reutilización y el rechazo al consumismo exagerado.

El amor huele

Pretendía ser una [tópica pero brutal] enumeración de las asquerosidades y dolores que incluye el -por lo demás perfumado- pack de "el amor". El amor huele a sobaco. Y a podrido. En la boca que hay que besar. Es un asco. Pero si no huele, no sé si es amor.