KING KONG de 1933: la reina de la selva

Esta peli es para enmarcar. Por supuesto que los efectos especiales de la de Peter Jackson pertenecen a otra categoría, pero su versión no le hace justicia a la original. Un claro ejemplo de que los efectos no lo son todo (aunque los de esta peli fueron absolutamente increíbles en su época y aún hoy sorprenden). Lo mejor de la original: el ritmo. No para, no tiene relleno. Se me hicieron mucho más aburridas las 3 horas de la muy espectacular versión de Jackson.