La bendición de cada día

La bendición de cada día
es llegar a la cama;
el abrazo de las sábanas.

Cuando se vive para la muerte diaria,
¿la muerte es buena o la vida mala?